alonsodefensapenal.com | Servicios
25
page,page-id-25,page-template-default,ajax_updown,page_not_loaded,,select-child-theme-ver-1.0.0,select-theme-ver-3.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive
 

Servicios

Áreas de actividad

Derecho a la intimidad y al honor

En virtud de lo que prevé el artículo 18.1 de la Constitución Española, el derecho a la intimidad y el derecho al honor se configuran como Derechos Fundamentales susceptibles de protección desde el Derecho Penal, aunque en tanto que derechos de la personalidad en ocasiones su vulneración es extremadamente sutil y difícil de delimitar. La injuria y la calumnia son conductas ilícitas tipificadas en el Código Penal.

Delitos patrimoniales y socioeconómicos

Además de los clásicos delitos patrimoniales relacionados con la propiedad, la posesión, y algunos derechos reales y obligacionales, la transformación de la economía ha obligado a configurar nuevos tipos delictivos, o modificar algunos tradicionales, en aras a una mayor funcionalidad y eficacia, principalmente en el campo societario-empresarial.

 

Tipos delictivos como la estafa, la apropiación indebida, las insolvencias punibles, el alzamiento de bienes, los delitos relativos a quiebras, concursos y suspensiones de pagos, a la propiedad industrial e intelectual y el banqueo de bienes han venido dando respuesta jurídico-penal a las nuevas problemáticas planteadas.

Delitos contra la Hacienda Pública

El Estado interviene activamente en las relaciones económicas, imponiendo obligaciones a los ciudadanos y las empresas, relacionándose directamente con ellos. Fruto de dicha relación, en ocasiones surgen dificultades que exigen la intervención del Derecho Penal.

 

La defraudación fiscal en cada una de las figuras tributarias que integran el sistema o, la obstrucción al desarrollo normal de la función tributaria, pueden tener una respuesta penal por parte del Estado contra el ciudadano y la empresa.

Delitos contra los derechos de los trabajadores

La imposición y mantenimiento de condiciones ilegales de trabajo o de Seguridad Social, el tráfico ilegal de mano de obra, la inmigración clandestina, la discriminación laboral, imposibilidad de ejercer la libertad sindical o el derecho de huelga, la seguridad e higiene inadecuadas en el trabajo, el acoso moral (mobing), son situaciones a las que el ordenamiento jurídico responde desde el Derecho Penal.

Negligencias profesionales

La negligencia profesional es la omisión de la diligencia exigible a un profesional en el desempeño de su actividad. Si bien en la mayoría de ocasiones dicha negligencia implicará, exclusivamente, el resarcimiento económico al perjudicado, en los supuestos más graves podría exigirse, además, responsabilidades penales.

Medio ambiente

La preocupación por el medio ambiente y el equilibrio de las condiciones ecológicas es un fenómeno típico de nuestro tiempo, siendo objeto de tutela penal como bien jurídico colectivo. Cualquier afectación de factores como el agua, el aire, el suelo, la flora o la fauna, podrían repercutir en el ecosistema y, por tanto, tener una respuesta punitiva desde el ámbito del Derecho Penal.

Nuevas tecnologías

A nadie escapa la enorme influencia que ha alcanzado la informática en la vida diaria de personas y empresas. Las transacciones comerciales, la comunicación, los procesos industriales, la investigación, la seguridad, la sanidad, etc. son todos aspectos que dependen cada día más de un adecuado desarrollo de la tecnología informática.

 

El Derecho Penal intenta proteger también el ámbito de lo virtual, mediante los denominados “delitos informáticos”. Sin embargo, la normativa tiene limitaciones. Analizar estos asuntos desde una vertiente jurídica puede ser complicado, por lo que la labor de un abogado especialista puede ser vital.

Delitos contra las personas

Tradicionalmente suelen clasificarse los delitos en dos grandes grupos: delitos contra las personas y delitos contra la sociedad. Dentro de los delitos contra las personas encontramos supuestos como los de homicidio/asesinato, lesiones, coacciones, amenazas, detenciones ilegales y secuestros, abusos sexuales, acoso sexual, delitos contra el estado civil, etc.

Delitos contra la sociedad

Tradicionalmente suelen clasificarse los delitos en dos grandes grupos: delitos contra las personas y delitos contra la sociedad. Dentro de los delitos contra la sociedad encontramos supuestos como los de tráfico de drogas, alcoholemias, falsificación documental, seguridad vial, etc.

CORPORATE DEFENSE:
La reforma del Código Penal operada con la LO 5/2010, de 23 de junio, introdujo la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Hoy las empresas necesitan políticas de prevención de riesgos penales a través de los denominados programas de cumplimiento (compliance programs), así como un asesoramiento y defensa especializada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR